9 consejos para elegir tu taller de reparación de maquinaria industrial diésel

 

taller de reparación de maquinaria industrial diésel
Es cierto que en el mercado existen muchas opciones a la hora de buscar un taller de reparación de maquinaria industrial diésel. Sin embargo, no todos son profesionales. Ten mucho cuidado y sé muy selectivo cuando tengas que decidir las manos en las que dejas tu maquinaria. En Global FAP queremos ayudarte y, aunque lo más sencillo sería decirte ven a conocernos y verás cómo trabaja un auténtico equipo de expertos en la materia, vamos a optar por realizar una labor mucho más instructiva. 

A continuación te daremos una serie de consejos clave que seguro te servirán muchísimo a la hora de elegir tu taller de reparación de maquinaria industrial diésel. Sigue leyendo. En cinco minutos sabrás perfectamente distinguir entre un trabajador serio y un chapuzas.

Tips a tener en cuenta a la hora de elegir tu taller de reparación de maquinaria industrial diésel

1. Contrasta opiniones

Vivimos en la era digital. Es más, el Coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de la tecnología para seguir conectados. Pues bien, busca en la red opiniones acerca de ese taller de reparación de maquinaria industrial diésel del que te han hablado o si no conoces ninguno, Internet puede ser una buena fuente para encontrar el más adecuado para tu caso. Lee las valoraciones que otros usuarios han dejado del negocio y podrás descubrir sus experiencias. Seguro que te ayudará a decantarte de forma más segura.

2. Establecimiento certificado como taller de reparación de maquinaria industrial diésel

Asegúrate de que el negocio dispone de todos los papeles en regla. Tanto las instalaciones como el personal que allí trabaja deben estar regularizados, cumpliendo escrupulosamente con toda la normativa en vigor. Así, te ahorrarás muchos quebraderos de cabeza en caso de que tengas que realizar alguna consulta a futuro o reclamación.

Fíjate que en su entrada esté el número de registro industrial, las siglas de la provincia donde desarrolla el trabajo y a actividad que desempeña.

3. Seguridad, orden y limpieza.

No cabe duda de que la primera impresión es muy importante. Por tanto, si al llegar al taller ves que éste no cumple con unos mínimos estándares de seguridad, orden y limpieza en sus instalaciones… ¡no te fíes! Esto puede ser el mejor reflejo del trabajo que van a hacerte.

4. Solicita una inspección previa

Antes de empezar a solventar la avería, pide una evaluación, que te digan exactamente qué le ocurre a tu maquinaria y ya, después, decides si te compensa actuar o no. Pero que sean sinceros desde el principio contigo.

5. Transparencia

No pases por alto tampoco que te dejen claro cuál va a ser el presupuesto del trabajo, así como el método de pago. Evita complicaciones innecesarias y apuesta siempre por quien va de frente. Los auténticos profesionales nunca tienen problema en este sentido, pero por desgracia no todos somos iguales.

6. No olvides pedir resguardo

Los talleres estamos obligados a expedir un resguardo a todos nuestros clientes que acredite que éste nos dejó su vehículo en depósito. El mismo documento deberá ser facilitado por el dueño de la maquinaria cuando vaya a efectuar su recogida.

7. Plazos de reparación

Se trata siempre de un tema peliagudo entre taller y usuario. No obstante, intenta que te den una fecha de recogida y en caso de que no pueda cumplirse que se pongan en contacto contigo para comunicártelo.

Hay situaciones excepcionales y que afectan a terceros, como el envío de una referencia que no termina de llegar, por ejemplo, que pueden alterar los plazos de entrega, pero esto no exime de rendir cuentas con el cliente, contarle lo sucedido y trasmitirle unas disculpas. Ante todo somos personas y nos debemos un respeto. El cliente seguro que lo entenderá, pero para ello tiene que percibir un trato adecuado y sincero.

Recuerda que si acudes con una reparación sencilla, y se exceden con el tiempo de reparación, estás en tu derecho de pedir una indemnización por daños y perjuicios.

8. Las piezas sustituidas son tuyas

No tengas temor a pedirlas. Las piezas que han sido cambiadas se te deben entregar según el Real Decreto 1457/1986, que regula la actividad de los talleres de reparación

9. Garantía

Recuerda, todos los talleres están obligados a ofrecer garantía. Tanto si es oficial como si es particular. El consumidor está amparado por el reglamento comunitario 461/2010.

Global FAP, una empresa seria y de confianza

En Global FAP contamos con años de experiencia como taller de reparación de maquinaria industrial diésel. Recibimos clientes de toda España, que se ponen en contacto con nosotros gracias a las buenas experiencias de clientes anteriores que nos recomiendan.

Nuestro equipo humano, además de ofrecer un trato cercano y educado en todo momento, cuenta con la formación y el trabajo de muchos casos que lo convierten en un grupo de expertos en lo que a reparaciones de maquinaria diésel se refiere.

Sin compromiso, ponte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

 

Imagen: Freepik